Descripción del proyecto

Los dueños de esta casa conocieron el trabajo de Sube Susaeta Interiorismo gracias a Houzz. Tras ver sus proyectos, contactaron con el estudio para hacer una reforma integral de su vivienda; desde el primer momento, y debido a que para esta familia cocinar es una de sus actividades preferidas, la cocina se convirtió en la protagonista del proyecto.

Quién vive aquí: Un matrimonio y sus dos hijos
Situación: San Sebastián
Superficie: 12,92 m² metros cuadrados
ProyectoSube Susaeta Interiorismo
Presupuesto: Más de 100.000 €
Fotografía: Erlantz Biderbost

Se trata de una cocina pensada para alguien que le encanta cocinar pero que no quiere renunciar a participar del resto de actividades de la casa. ¿Solución? Un espacio abierto al salón-comedor que puede independizarse en caso necesario, gracias a un cerramiento de cristal diseñado a medida: una carpintería de hierro lacada al horno. “El principal inconveniente de la pieza fue tomar la medida exacta de suelo a techo y, después, diseñarla de forma que el tamaño de las piezas cupiera en el horno”, explica Begoña Susaeta, de Sube Susaeta Interiorismo.

Las medidas de la espectacular cristalera son 260 x 237 cm, el lado que tiene una puerta corredera; 366 x 237 cm, con dos puertas correderas; y 63 x 237 cm, el lateral La tarima en roble ayuda a acentuar esa sensación de continuidad entre la cocina y el salón-comedor, sin cortes ni cambios de colores ni acabados.

La iluminación está muy cuidada, con luminarias tanto técnicas como decorativas. “Sin un buen proyecto de iluminación, un espacio vive pero sin esencia, sin personalidad ni carácter. Una vivienda de Sube Susaeta Interiorismo no es casi nada… hasta que encendemos la luz”, afirma Begoña desde el estudio con sede en Bilbao.